El festín

" En este momento de la boda la gente piensa: "bueno, a comer se ha dicho". Ya la gente se relaja, tiene tiempo de hablar con familiares y amigos. Los hombres se empiezan a quitar las chaquetas y las corbatas. Suele respirarse alegría y entusiasmo en el salón del banquete. Comida en exceso. Ricos postres. Regalos de agradecimiento a los invitados por compartir con los novios este día y, en muchos casos, sorpresas. Muchas sorpresas. "

Alicia.